Universidad Autónoma de Aguascalientes

INVITACIÓN

PDF | 637 | Hace 2 años | 22 enero, 2021

Francisco Javier Avelar González

El día de hoy, viernes 22 de enero a las 12:00 horas, le corresponde a nuestra comunidad universitaria presentar su informe anual de actividades y logros, correspondiente a 2020. A fin de cuidar la sana distancia y la seguridad sanitaria de todos, por esta ocasión especial realizaremos el evento de manera virtual y será transmitido a través de nuestras redes. Si tienen la oportunidad de acompañarnos, pueden acceder directamente a la siguiente liga o código QR:

 

https://www.uaa.mx/informe2020/

Además de invitarlos a que estén con nosotros en una acontecimiento tan significativo para la UAA, aprovecho el espacio para hacerles saber que, a partir de mediodía, podrá consultarse el informe íntegro en el apartado de “Rectoría” de nuestra página oficial (https://www.uaa.mx/portal/nuestra-universidad/rectoria/). Al inicio de dicho informe, hemos incluido un mensaje introductorio, que quisiera compartirles aquí, esperando ganar su interés y su motivación, tanto para asistir al evento susodicho, como para consultar el documento con el cual cumplimos nuestro compromiso de entregar cuentas, con transparencia, calidad y pertinencia. Sin más preámbulos, transcribo aquí el mensaje introductorio del informe:

No hay mejor manera de medir la valía de los seres y las cosas, que poniéndolos a prueba. En este principio se sostiene la existencia tanto de la preparación, el estudio y los exámenes, como de los títulos, las acreditaciones y los reconocimientos. Mientras más difícil haya sido el reto superado, mejores muestras se obtendrán de la capacidad o las virtudes alcanzadas. Las competencias deportivas y laborales parten del mismo fundamento y, no exentas de sus dosis de sacrificio y a veces de dolor, nuestras rotondas y santorales, nuestras estatuas ecuestres y las grandes celebraciones patrias, cobran sentido e importancia en la medida en que reflejan las superación de individuos y colectivos, frente a situaciones en que la mayoría hubiese renunciado.

Por supuesto, ninguna sociedad quisiera forjar su carácter ante experiencias cuyas variables no esté en sus manos controlar. Nadie, en su sano juicio, desearía una catástrofe natural, una pandemia o una guerra para hacer notar su creatividad, solidaridad o resiliencia. Sin embargo, estamos permanentemente expuestos a circunstancias ajenas a nuestra voluntad, a las que es preciso dar la cara. Tal vez ésta sea una de las razones por las que entendemos la educación formal como el andamio y los cimientos indispensables para la prevalencia de nuestra sociedad…

El año recién concluido nos ha cimbrado. En la veloz dispersión mundial de un virus desconocido y letal para algunos sectores de la población, 2020 se nos mostró en toda su amplitud como una tragedia y, simultáneamente, como un duro examen; la oportunidad, en todo caso, de escribir en los anales de nuestra historia un nuevo capítulo de heroísmo comunitario. Ahora, a principios de 2021, no podemos decir que esta aciaga prueba ha concluido; sin embargo, ya es posible hablar de grandes luchas individuales y colectivas; así como de batallas ganadas y de encomiables muestras de tenacidad, inteligencia, desarrollo y solidaridad.

En este contexto, muchas instituciones públicas alrededor del mundo han sacado la casta y confirmado su importancia social; entre ellas, podrían desatacarse los centros de educación superior. Dentro de este grupo y centrándonos en nuestro país, la Benemérita Universidad Autónoma de Aguascalientes ha sido una de las casas de estudio que, desde los albores de la pandemia, se asumió como ejemplo para la sociedad, revelándose como precursora en la instauración de medidas de seguridad para frenar la dispersión del virus. Después, se ha erigido como una de las universidades que, con creatividad, flexibilidad y solidaridad, instauró una serie de planes especiales para dar continuidad a sus programas y actividades académicas de todos los niveles. Además, generó estrategias enfocadas tanto a reactivar sus acciones de servicio comunitario, como a impulsar nuevos programas de ayuda, investigación, fomento cultural y de asesorías de índole diversa, a fin de continuar siendo un baluarte educativo, científico, artístico y social.

En la ocasión del Informe Anual de Actividades correspondiente al año de 2020, quienes integramos a esta benemérita casa de estudios queremos presentar nuestros resultados y decirle a la sociedad a través de estos que, si bien el momento que estamos enfrentando es muy duro, juntos podemos encontrar las respuestas para superarlo y salir fortalecidos de esta experiencia. Sirva la relación de nuestras actividades y resultados como nuestra manera de expresarles que no nos vamos a dejar vencer y que en nosotros tienen una comunidad fuerte, vanguardista, solidaria y humanista, con la que siempre podrán contar, especialmente en contextos de crisis como los que estamos viviendo.

Se Lumen Proferre

Publicaciones recientes